No sé si es que he ido a parar a dos de los centros más rojos de toda Francia, o qué… (que no me quejo, ¿eh???) Pero aparte de las continuas alusiones que ya contaré mejor a la hora de trabajar en textos o actividades con los alumnos, es continuo escuchar comentarios o indirectas sobre el descontento de los profesores hacia la política de Monsieur Sarkozy.

Claro que, no es difícil hacerlo cuando el tio (Me refiero a “Nico”, jeje) se lo está montando fatal, quiere poco menos que privatizar la educación pública, reducir puestos de profesores a tuti plen, aumentar consecuentemente horas de trabajo semanales a saco… y bueno, ya me seguiré informando para a su vez, informaros mejor.

Pero no están contentos, no…

Anuncios