Llevo cuatro días proponiéndome ir a la piscina a nadar, y cuatro días posponiéndolo porque surgen nuevos planes o me da pereza salir con el frío. Mi barriga empieza a abultar más y más en el pantalón y comienzo a sentirme incómoda al sentarme porque los vaqueros van apretando por lugares desconocidos hasta ahora.

Ya sabía yo que iba a ser difícil guardar la línea . Pero no tanto!!!  Odio verme con la cara de papa. Tengo que hacer algo… Dios, y mañana como en el comedor del colegio, socorro!!

¿Quién fue el cabrón que inventó los crêpes y las galettes?

Anuncios