Ya tengo en mi poder el billete para irme a Barcelona durante las vacaciones de Todos los Santos (aquí hay diez días de vacaciones en los centros escolares por esta fecha).

Menos mal que me quedan apenas cuatro días de trabajo. Estoy pochísima, fatal del orzuelo (que comenzó allá por el mes de agosto y todavía no se me ha curado), con sueño acumulado, hipocondria galopante, mareos, catarro, hasta los huevos de tanto poeta y visicitudes, no tener tiempo de estudiar francés porque me paso el día preparando clases y no entiendo a la gente pero como no tengo tiempo de estudiar francés sigo sin entenderles, la pescadilla que se muerde la cola … En fin, que necesito unas vacaciones y eso que sólo trabajo doce horas a la semana (bueno, reales, son bastante más).

Debo ser la  asistente de español más pringada. En general la peña está super feliz, sin tener que preparar apenas nada. En cambio yo, trabajo con seis profesores diferentes, cada uno con alumnos de diferentes niveles, por lo tanto tengo que preparar muchísimas horas de clase, encima muchos se andan con exigencias y no me dejan apenas libertad de actividades, pero tampoco me dan pautas claras.

Buf, estoy un poco agobiada, que llegue ya el domingo por favor!!!

Pd. No sé qué me pasa. Me acabo de echar a llorar escuchando Esta noche no alumbra la farola del mar en versión timple, (pinchar para escuchar una Isa similar) para una clase que estoy preparando!!! Si no fuera porque ya me ha venido y ya se ha ido para no volver hasta dentro de un mes, pensaría que estoy premenstrual, pero es la primera vez en mi vida que experimento nostalgia de CANARIAS!! Creo que cuando vuelva me voy a apuntar a un grupo de bailes folklóricos y retomar mis clases de timple…

¡¡DOCTOR, QUÉ ME ESTÁ PASANDO!!!??? ( ARCADIO; QuÉ FUERTE, ARCADIO!!!! jajja)

Anuncios