Otro sábado totalmente diferente del anterior. Desde luego no se puede decir que mi vida sea rutinaria para nada. Creo que desde que he llegado hace ya casi dos meses, no he repetido el mismo plan con las mismas personas ni una sola vez.

Ayer tocó cena con las americanas.  Lo que pasa es que como la gente en Avignon está trastornada a causa del viento mistral, me enteré de que me invitaban a la cena a eso de las 20, y a esa hora, pues yo estaba terminando de cenar. Guay. Especifico que la americana que me invitó no es la americana que trabaja en mi instituto, de eta hablaré otro día, pero digamos que por fin me he liberado un poco de ella. La americana de ayer la he conocido en las clases de francés, es de Washington DC y me cae muy bien, además, somos vecinas, vive a 1 minutito de mi casa.

Total, que ayer me vi rodeada de cuatro americanas cada una de su padre y de su madre y cenando por segunda vez un plato de polenta con verduras, que francamente, estaba superrico. Y ellas eran realmente majas.

Es curioso, pero ahora que me voy sumergiendo en el francés, tengo serias dificultades para hablar en inglés, y eso que mi nivel es bastante bastante más superior que el de francés. Ayer hablábamos todo el tiempo en inglés,y gracias a dios me enteraba de casi todo. Bueno, me enteraba de todo cuando hablaba C (mi amiga) y otra chica que era de Chicago, y como C es de Washington DC, me hace pensar que la costa este se me haría más llevadera que la Oeste, porque las otras dos chavalas una era de Seattle o como se escriba y la otra no me acuerdo pero por ahí por ahí, y no las entendía ni papa, sobre todo a la de Seattle. Era como si tuviera metido en la boca un periódico entero y encima la hubieran dado a respirar nitrógeno (¿?) para acelerar el timbre de voz, así como la velocidad. Era imposible, imposible, entenderla.

Después de dos horas escuchando inglés americano de diverso calibre, y haciendo esfuerzos sobrehumanos por entender a miss periódico, caí redonda en la cama y he tenido un sueño reparador. Mejor que cualquier somnífero…

Anuncios