h_4_ill_1047159_che-soderbergh

Hoy el americano tuvo la noble iniciativa de sugerir ir al cine, a ver la peli del Che. Avisé a mi nueva especie de amiga, una chica de Martinica con la que hago intercambio español-francés, y se animó también a venir.

Todo el mundo dice que la película está muy bien. No digo lo contrario. Pero para mi gusto cinematográfico, se fijaron poco en la personalidad del Che y demasiado en sus estrategias guerrilleras. Que por otro lado, si es lo que más te interesa de él, pues genial, ¿no? En ese caso, la peli te gustará.

Yo me estaba aburriendo lo más grande  de ver a tanto tio sudado y revolcándose en la selva, y selva y más selva, y tiros y más tiros, y venga lianas, y venga helechos, y venga a correr campo arriba y ahora campo abajo y arrollí arrollón y ahora se nos muere este y ahora lo otro. Lo siento, soy así, es que las pelis de guerras me aburren. Qué voy a hacer si soy una simple…

Pero tuve la suerte que, a veinte minutos del final, me entró un ataque de tos tal que tuve que salir de la sala, y luego no pude entrar otra vez, porque la puerta estaba cerrada de tal manera que desde dentro se podía abrir, pero no desde fuera.

Así que me quedé fuera, que parecía yo misma el Che, tosiendo que me moría. Luego se me pasó la tos, y me cagué en todo cuando descubrí lo de la puerta. Pero luego pensé, que casi que mejor. Lo malo es que hacía frío y todas mis cosas las había dejado dentro…

Eso sí, reconozco que las interpretaciones estaban impecables. Me cayó muy simpático el actor que hacía de Camilo. :)

Anuncios