… pasó.

Pasó por fin. Mi pesadilla hecha realidad.

El sábado. Tenía tres invitados a dormir en casa.

Salimos a cenar. Preparé mi bolso corriendo. Cogí dinero, unos kleenex, vámonos rápido.

Todos están ya fuera. Voy a cerrar la puerta y mi cuerpo va más deprisa que mi cerebro. Cuando mi cerebro gritó: NO TIENES LAS LLAVES!!!!!! Ya era tarde. La puerta estaba cerrada. Y mis llaves dentro.

Empecé a llamar sin parar al impresentable que gestiona la residencia.

Pero a mí nada me quita el hambre. Así que diez minutos más tarde de la tragedia, miré a mis invitados,Mary Brown, Marta y Fred, y les dije:

-¿Nos vamos a cenar?

Y nos fuimos

Y cenamos unos crêpes donde siempre.

Y el de mi residencia seguía sin coger el teléfono. En teoría se le puede llamar en caso de emergencia, le pagas 50 euros por venir, y voilá. Bueno, pues qué putada, pago y ya está, ¿no? No. Porque no respondió nunca a ninguna de mis llamadas. Y eso que le dejé mensajes en el contestador explicándole lo que pasaba.

Así que…

Terminamos durmiendo los cuatro en una habitación familiar del hotel ETAP de Avignon. Después de pasar, eso sí, por el Delirium, que no podíamos perdernos el concierto del fin de semana, jaja…

p2220043

Y el hijo puta de la residencia sin dar señales de vida.

En el hotel EtAP compartimos compresas y mantas con manchas de “yogur” (dioooooossssssssssssss noooo).

p2220046

Al día siguiente, mientras yo seguía colgada del móvil dejando mensajes amenazantes en el contestador del gerente de la residencia (voy a volar la puerta con dinamita, a la de 1, a  la de 2, a la de 3…), fuimos a desayunar, y paseamos por Avignon sufriendo uno de los peores días de mistral que he vivido hasta ahora. Nos sacamos fotos.

p2220086

p2220064

Y a eso de la 13, volvimos a la residencia. A pensar cómo entrar en mi casa.

Llamamos a un cerrajero, y Fred, el único francés que había entre nosotros, habló con él. Conclusión de la conversación con el cerrajero: No es la primera vez que pasa esto en la residencia. El gerente siempre está desaparecido, es como un fantasma, no aparece hasta el domingo por la noche, y al parecer las puertas no se pueden abrir tan fácilmente porque usan tarjetas magnéticas y el gerente tiene que estar delante. Pero claro, si el gerente está delante, ya no necesito un cerrajero, porque entonces el gerente me haría una copia de la tarjeta en su oficina. ¿¿Me se entiende???

Houston, tenemos un problema.

Cómo conseguimos entrar en mi apartamento es la prueba de que algo falla con la seguridad en mi residencia. Fred colocó un contenedor de la basura  bajo mi ventana (vivo en un primer piso muy bajo) y el americano se subió encima, para luego aúpar a Fred hasta el alféizar de mi ventana.

Lo que pasó entonces es digno de haber sido grabado, y no lo hicimos,( pero ahí queda la prueba de la victoria en forma de documento gráfico… ), porque una vez ante mi ventana, Fred dio una patada que ni Kung Fu, y la ventana se ABRIÓ DEL GOLPE!!!!

p2220126

Entonces todo fue alegría y alborozo, carreras por el pasillo y la furia española gritando VIVAAAAAAAAAAAAAAA VIVAAAAAAA y aplaudiendo,.. Al parecer nos oyó toda la residencia, pero como vivo en la residencia de los Zombies que no saludan, nadie se asomó a la ventana… No puedo con los muertos vivientes…!!!

Después del fiestón de apertura del apartamento, nos fuimos a celebrarlo a villeneuve les avignon.

Si no llega a ser por Fred…

Chicas, gracias por venir, ha sido un finde genial!!!!!  Lo siento por mi despiste, pero ¿y lo que nos hemos reído?????

Anuncios