Este es el artículo más demagogo e imbécil que he leído en mucho tiempo, y como talibán cultural que soy, no comparto ni una de sus tesis:

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/cultura/masas/elpepusoc/20090303elpepisoc_1/Tes

1. Si las visitas en el Museo del Prado han aumentado, me corto un brazo a que se debe al turismo extranjero, ya que el Museo del Prado es el más popular en España. Y si no, pregúntale a cualquier persona no-española, si conoce algún museo. A ver qué te contesta. Afirmar que el interés por cuestiones intelectuales y culturales entre los españoles ha aumentado, porque han aumentado las visitas al Museo del Prado, me parece de una simplicidad vergonzante.

2. Los taquillazos han conseguido la difícil conjunción de calidad y popularidad. ¿Ah sí? Joé, y yo sin enterarme. Quizá entonces debería no haber ido al cine a ver la Extraña historia del fulano ese, para así poder creerme dicha afirmación. Porque sinceramente, creo que los taquillazos siguen siendo eso. Taquillazos.

3. La guinda la pone Lejos de la decadencia, somos más listos que nuestros abuelos y bisabuelos. Millones de mujeres están mucho mejor educadas que lo que las generaciones anteriores podrían haber soñado, y sus habilidades mentales están mucho más desarrolladas gracias a su incorporación al mercado de trabajo”.

Luego explica que cuando habla de inteligencia se refiere a una mejor adaptación al medio. Por lo tanto, no puedo estar más en desacuerdo. ¿Más inteligentes que nuestros abuelos? ¿Que nos adaptamos mejor al medio de lo que lo hicieron nuestros abuelos y abuelas? CLARO, CLAROOO… Es obvio. Resulta lógico pensar que gracias a esta inteligencia nuestra que nuestros abuelos no tenían, nos adaptemos mejor a nuestras cocinas modernas con lavavajillas y microondas, o a nuestros desplazamientos tan cómodos en coche a todos lados. Habría que ver como esta inteligencia nuestra nos permitiría adaptarnos a las condiciones de vida de nuestros abuelos, bisabuelos, y tatarabuelos varios… ¡AH! ¡Perdoón! Que nos va a tocar hacerlo… de aquí a unos meses, con la gorda que se nos viene encima. Veremos cómo funciona entonces nuestra gran inteligencia de personas del siglo XXI.

En España, les guste o no les guste a los autores de este artículo, los libros, las películas, el cine, el teatro, la danza, LA CULTURA siguen siendo caros, siguen siendo inaccesibles para la gran mayoría.

Ya podíamos aprender de Francia. Donde puedes comprar novedades literarias desde 5 euros, clásicos literarios desde 1’5 euros. Ir a un buen espectáculo de teatro o de danza por un poco más, o comprarte una peli de calidad en dvd por 5 euros.

En otras cuestiones, Francia no nos adelanta (porque la cantidad de pobres que se ven por la calle es para flipar, pero esa es otra historia… ¿será que se lo gastan todo en cultura? jaja)

En cultura, estamos a años a luz. A ver si aprendemos un poquito.  Ya que tenemos la inteligencia para ello… habrá que aprovechar.

Anuncios