Inexorablemente, sucederá.

Después de buscar desesperadamente amigos franceses, dentro y fuera de la residencia, cuando sólo te quede un mes y medio para marcharte del país, inesperadamente, en la lavandería, conocerás a Melanie, una chica de Toulousse, que después de estudiar en la Universidad en París, ha venido a Avignon para hacer unas prácticas, lleva tres semanas en la residencia, y está deseosa como tú, de hacer amigos, te pedirá tu teléfono, tu email, y te dice que si quieres ir el jueves al cine.

Lo que tiene que pasar, pasará. Lo que tenía que pasar, ha pasado. Lo estábamos esperando, y ha llegado.

Amén.

Anuncios