Las razones, obvias: Ya no estamos en Francia. Para todo el que llegue y quiera leer mis  aventuras chorras en Francia, ahí queda el link, ahí, arriba a la derecha (O  a la izquierda, que como ando cambiando la plantilla del blog, se va descolocando todo el tiempo, jaja)  :)

Anuncios