¿Os he dicho alguna vez lo mucho que odio a los bancos?

Y especialmente… ¿A los bancos Franceses?

60 Euros me va a costar cerrar la cuenta gracias a la rapidez y eficiencia de CREDIT AGRICOLE (bien grande lo pongo), y encima la zopenca de Magali Melona (se apellida Mellone) que después de que mi consejera Farbine me dijera que una transferencia internacional para devolverme mi dinero restante en cuenta no sería demasiado, ahora la Melona esta como digo, que dice que no merece la pena mandarmelo de vuelta porque los costes son muy elevados….

Si ya sabía yo que cuando la Societé General me regaló aquellos 46 euros al cerrar la cuenta en su banco, Francia me los iba a reclamar por otro lado….

Malditos gabach… Digo, Ay, qué majos que son estos franceses, qué majos que son, madre mía. Qué fácil es hacer papeles con ellos.

Anuncios