Querida, estimada, apreciada y excelentísima Magali Melona;

Si tú  no cierras de una P*TA vez la cuenta bancaria, Virgin me va a seguir pasando la factura del móvil cada mes.

Entonces es obvio que si cada vez que yo te escribo, pidiéndote por sexagésima vez que cierres de una P*ta vez la cuenta, tú tardas en contestarme otros quince días, Virgin ya me habrá intentado pasar otra vez una nueva factura, y tú me volverás a escribir  para decirme que no puedes cerrar la cuenta bancaria porque le debo a Virgin 23,  50 euros.

Y entonces este cuento no se va a acabar nunca.

Tú…  ¿Tú trabajas para Virgin, no es así?

¿De verdad me vas a hacer ir hasta Avignon en ese apestoso Bus Nocturno, sólo para que me conozcas en persona, te mire con cara de perro y con cara te odio, perra, y me cierres la cuenta in situ porque si no te quemo la oficina?

Cordialement

Jabolka

Anuncios