No me lo puedo creer. A estas alturas, Magali Melón TODAVÍA NO HA CERRADO LA P**** TA CUENTA BANCARIA DE CREDIT AGRICOLE. Y lo peor es que ahora dice que falta un papel que ya le envié. Estoy realmente desesperada y con ganas de matarla lenta y dolorosamente, VIRGIN ME VA  A COBRAR DE NUEVO LOS 23 EUROS DE MOVIL!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Dios ME CA*O EN TODA FRANCIA Y SUS BANCOS.

Y por si acaso a alguien se le ocurre decir algo, es mi blog y me ca*o en lo que quiero.

Querida, estimada, apreciada y excelentísima Magali Melona;

Si tú  no cierras de una P*TA vez la cuenta bancaria, Virgin me va a seguir pasando la factura del móvil cada mes.

Entonces es obvio que si cada vez que yo te escribo, pidiéndote por sexagésima vez que cierres de una P*ta vez la cuenta, tú tardas en contestarme otros quince días, Virgin ya me habrá intentado pasar otra vez una nueva factura, y tú me volverás a escribir  para decirme que no puedes cerrar la cuenta bancaria porque le debo a Virgin 23,  50 euros.

Y entonces este cuento no se va a acabar nunca.

Tú…  ¿Tú trabajas para Virgin, no es así?

¿De verdad me vas a hacer ir hasta Avignon en ese apestoso Bus Nocturno, sólo para que me conozcas en persona, te mire con cara de perro y con cara te odio, perra, y me cierres la cuenta in situ porque si no te quemo la oficina?

Cordialement

Jabolka

¿Os he dicho alguna vez lo mucho que odio a los bancos?

Y especialmente… ¿A los bancos Franceses?

60 Euros me va a costar cerrar la cuenta gracias a la rapidez y eficiencia de CREDIT AGRICOLE (bien grande lo pongo), y encima la zopenca de Magali Melona (se apellida Mellone) que después de que mi consejera Farbine me dijera que una transferencia internacional para devolverme mi dinero restante en cuenta no sería demasiado, ahora la Melona esta como digo, que dice que no merece la pena mandarmelo de vuelta porque los costes son muy elevados….

Si ya sabía yo que cuando la Societé General me regaló aquellos 46 euros al cerrar la cuenta en su banco, Francia me los iba a reclamar por otro lado….

Malditos gabach… Digo, Ay, qué majos que son estos franceses, qué majos que son, madre mía. Qué fácil es hacer papeles con ellos.

Mecago en la p*** madre del pescadero al que le compré ayer dos merluzas… Que no estuve pendiente de decirle que me las limpiara y el tio me las ha dado completitas, con todo por dentro… ¡¡¡ NO TENGO NI P+++ IDEA DE CÓMO SE LIMPIA UN PESCADO!!!!!!!! PERO QUE MAMÓN!!!

Cuando me atiende su mujer, siempre me pregunta cómo la quiero, pero este gilipollas (con perdón, pero HOMBRE tenía que ser!!)  pasó de mí como de la mierda, y yo me  imaginé que les había sacado las tripas…

¿Pero qué coño hago yo con estos bichos ahora? ¡No tengo ni cuchillos buenos ni na de ná!!

Me cago en su p*ta madre.  Estoy que me llevan los demonios…

Actualización: Me han salvado la vida. Uno de los vallisoletanos, que es cocinero. Han venido esta mañana a casa a ver internet, y él se ha ofrecido a limpiarla. Finalmente he podido comer merluza hoy…

Lo de mi nombre en Francia comienza a ser cansino y además, preocupante, por las faltas de respeto a las que estoy siendo sometida (jaja…)…

Es cierto que hay muchos franceses de orígenes españoles en la zona en la que me encuentro (sur), y con estos no tengo problema. Cuando nos presentamos, me llamo Pilar y santas pascuas. Sanseacabó  el problema.

Pero ay amigo, cuando topo con un francés de orígenes cualesquiera salvo francés la  cosa cambia y mucho. No me cabe en la cabeza que no entiendan que me llamo así, que es un nombre español de chica y punto. Te lo aprendes y punto, tio, te jodes. Si no te gusta, te arrascas. Es lo que hay. Yo nunca había escuchado el nombre “Petya” de mi vecina búlgara de la residencia, pero me lo dijo dos veces y me lo aprendí sin más queja. Faltaría más. El nombre, algo tan íntimo, y determinante de la personalidad de alguien, es un concepto que no debe ser cambiado por nadie sin permiso de su poseedor. Porque no me llamo Pili, ni Piluca, ni siquiera Mapi, porque no me llamo Maria del Pilar, sino Pilar María, ¿Qué culpa tengo yo?. Tan sólo acepto el Pilarín/a de mis familia de Gijón. Pues nada, que no lo entienden, mecagoensusmuelas.

Lo más “grave” que me ha sucedido hasta ahora en Francia es que un chico, decida, de manera unilateral, que Pilar no es un nombre bonito, y que no le gusta, y que como me llamo Pilar María, me guarde en su agenda telefónica, y se dirija a mí como “Maria”. Esto, además de parecerme una falta de respeto, me causa un grave problema de identidad. Y como un reiterado “Me llamo Pilar” no ha servido de nada, he optado por el plan B. Ante otro nombre que no sea el mío, no respondo.

Toma.

Hoy he tenido clase con dos grupos,  uno en lycee, y otro en el cole. No ha sido mi primer día, ya empecé la semana pasada. En general los alumnos del lycee son unos angelitos, cualquier profesor español soñaría con una clase así… Calladitos, participativos, cultos, simpáticos y graciosos pero en su justa medida y en el momento adecuado, respetuosos… ¡ALUCINANTE! El profesor podía permitirse el lujo de tener buen rollo con ellos, y hacer actividades interesantes.

Hay algo que me llama muchísimo la atención en el instituto. Si bien por un lado el laicismo está presente impregnándolo todo, hay cosas que, dejando a un lado que representen planteamientos con los que me identifique, no se hasta qué punto puede considerarse normal su presencia. Por ejemplo:Nada más entrar en la clase que he tenido hoy en el lycee, ha atrapado mi atención una bandera de color rojísimo tamaño “bastante grande” del Che Guevara y su “Hasta la victoria siempre”. Me he quedado de una pieza. Sinceramente en España esto lo encuentro inimaginable. Estoy segura que al día siguiente de haberla colgado, habría venido algún padre “del otro lado” a reclamar neutralidad o manifestar indignación, y bueno, razón no le faltaría. Ya que si pregonamos laicismo y ausencia de cualquier tipo de apología de religión alguna… ¿no debería suceder lo mismo con las tendencias políticas? Una cosa es barruntarlas en la sala de profesores, en el sindicato, incluso, si me apuras, dejarlas caer en las explicaciones o actividades (y tengo mis dudas)… Pero de ahí a colgarlo en clase como un banderolo tamaño XL… No sé, no sé… Este asunto remueve mi conciencia y le doy vueltas y más vueltas sin conseguir salir de mi asombro.

Pues en esas estamos :)

Resulta que estoy buscando una bici para ir a mis coles, ya que andando están a un trecho, y el bus mucho me temo que va  a ser caro. Y bueno, qué coño, que quiero tener una bici para moverme por aquí. He visto que mucha gente la usa y que no hay demasiado tráfico.

Ando pues mirando anuncios en internet. Encontré ayer uno interesante, pero venía sin la foto. Asi que mandé un email a la vendedora, que al cabo de un rato me respondió enviándome una foto…  Bueno, pues no sé  aún que fallo idiomático he tenido, pero está claro que la bici anunciada, no es de mi talla. Aunque el rosa siempre me ha encantado…