Hoy me ha dado por ahí y me he ido de excursión… He tomado un tren a Orange, y en 15 minutillos (me he ido lejoooss eh??? jiji), estaba allí. Un pueblo muy chulo, aunque bastante sosillo de ambiente, nada que ver con Avignon, que es una pedazo capital comparado con Orange :D

En cualquier caso, iba para visitar el famoso teatro romano de Orange, uno de los más importantes de Europa, y a l parecer, el mejor conservado.

El caso es que la cámara se ha quedado sin batería (no me había avisado con antelación de que estaba muriéndose, la tía, será traidora), y no he podido sacar ni unaaaaaa foto. Y eso que el lugar merecía la pena!

He robado algunas fotillos de Google imágenes para ilustraros un poco…

A la vuelta, la estación de tren estaba petada de soldados. Joder, qué mal rollo. Todos con la escopetita apuntando pa’abajo, y fichando al personal… Me hace gracia pensar que aquí en Francia el ejército se desplaza en tren, ¿no tiene camiones? Bueno, igual de asombrados que yo estaba todo el mundo que entraba en la estación, así que no debe ser demasiado habitual

Importante dato a tener en cuenta en mi vida cotidiana, es que no miran nunca el carnet de estudiante. En el teatro he pasado como estudiante con un carnet de la Universidad de Valladolid que caducó en noviembre de 2007. .. jiji. Lo hice a ver si colaba, y voilá…