Dice Claudia que cuando yo tenga bici, iremos a unas calas que hay saliendo de Barcelona, hacia el norte.

Me apetece. Pero no podrá ser hasta el mes que viene (nota realista dentro del post idealista).

Me encantan mis compañeras de piso.

Anuncios

Tengo una nueva profe de francés. Se llama Sophie y contacté con ella a través de  internet. Es genial. La casualidad ha querido que Sophie sea de Avignon. El viernes dimos la primera clase, me encantó, mucho mejor que la prueba que tuve con otra profesora unos días antes, la que tenía bigote y barba y olía a sudor. Bastante mejor, vaya.

Las clases son a primera hora de la mañana (no demasiado calor aún) en una  terraza con vistas a las ramblas  y al gótico, y la hora se me pasó volando. A mitad de la clase, entró un señor con el torso desnudo y se puso a hacer el king kong, golpeándose el pecho y gritando. Il est mon mari dijo ella, sonriente. Yo creí que me meaba de la risa…

Dice que en septiembre me puedo presentar al DELF B1. Así que yo me fío de ella. Y encima es de Avignon.

Hoy la jornada de trabajo ha sido re-que-te-du-ra. He sentido en más de una ocasión deseos de gritar, patalear, pegar a alguien,y no precisamente a los clientes (hoy me ha tocado enseñar el centro a gente especialmente simpática!), sino a esa maravillosa raza que son los compañeros de trabajo, o como dicen los franceses, los Collegues.
Parece que lo normal es que el conocimiento te venga del aire, lo respiras, y voilà. Ya lo tienes en tí. Joder, qué guay. Ya podía haberme sacado la carrera así, con esta metodología de aprendizaje tan moderna. Claro, igual lo más normal es que si me tengo que aprender 567.098 leyes y normas sobre el funcionamiento del club, me las deis por escrito, yo me las leo en casita y a los dos días soy una perfecta trabajadora alienada que repite mecanizada todos los procedimientos perfectamente.

Pero como no tengo el libro ese gordo de Petete porque al parecer no existe… no sé cómo hacer las cosas, y cuando tengo fallos, me equivoco, y bastante tengo yo con reconocerlos. No, pues encima tiene que haber alguien cagándose en mí y poniéndome malas caras.

Menos mal que la mañana paseando por el gótico en muy muy agradable compañía, reponiendo fuerzas con roiboos de canela y un delicioso menú en un restaurante vegetariano (de cuyo nombre no me acuerdo pero ya buscaré para deleite de mis escasos pero fieles lectores, jejeje… ) fue  suficiente para afrontar esta dura jornada de alienación con dignidad y alegría.

Tres cuartos de hora esperando a que mi maleta saliera por la cinta de recogida de equipajes, y una llamada de la chica que me esperaba para hacer la “segunda” entrevista de trabajo, para pedirme que llegara antes de las doce para así hablar con el director… consiguieron ponerme histérica total. Parece ser que es normal que en el Prat las maletas tarden tanto en salir, pero yo descargué mi adrenalina y todo mi odio contra ya sabéis qué hinchas de qué equipo de fútbol.

Si debía estar en el lugar de la entrevista  antes de las doce y media, yo salía del aeropuerto cargada como una mula, a las doce en punto. Adaptación y flexibilidad, dos de mis cualidades para este trabajo, le dije a la entrevistadora en nuestro primer encuentro. Así que puse en práctica estas maravillosas virtudes, y si el plan inicial era pasar por casa a dejar las maletas, no quedó otra que cambiar todo, e improvisar.

Entré en el taxi como una  locomotora, arrasando, y me encontré con un taxista taaan guapo, que quedaba monísimo en mi pequeña película Mujeres al borde de un ataque de nervios… Y es que donde esté un taxista, que se quite todo lo demás, valen pa tó!!!!

Después de que el muchacho casi se me hernia cargando la maleta king size, llegó la sorpresa buena de su jornada laboral…

-Vale,ahora viene lo divertido… primero  tengo que ir a una entrevista de trabajo,pero no me da tiempo de pasar por casa, entonces, tu me esperas en la puerta, con las maletas, y luego, ya me llevas a mi casa.

-Vale!! ¿A dónde vamos a la entrevista?

– Patatin esquina patatán. Y mientras tanto, yo me pongo las lentillas y me voy maquillando.

Atención, Consejo: Jamás intentar ponerse unas lentillas en un coche en marcha.

Llegamos al gimnasio a las doce y media en punto. Hubo suerte, el director aún no se había marchado…

La segunda entrevista no era otra cosa que una confirmación de que el trabajo era mío, hablar de dinero (voy a ser mileurista!!!! Después de seis meses siendo setencientoseuristas, es para mí todo un honor), y del tipo de contrato…

Luego, algunas indicaciones para el aspecto personal, y bajada a los vestuario s a probarme el uniforme tan bello…

¡El trabajo es mío!

Agradecimientos:

Gracias  a mi madre por aguantarme y rezar por mí (gracias a María Auxiliadora y a San Antonio de Padua por hacer caso a mi madre),

a mi amigo Arcadio por asesorarme en el vestuario,

Gracias a mi hermano y a Pati por acogerme pacientemente en su casa,

Gracias a Marie por darme consejos prácticos para las entrevistas,

Gracias al taxista guapísimo y vestido ideal porque el trayecto aeropuerto-gimnasio-espera-Casa de Pati y Eladio no superó los 35 euros y

Gracias a todas las amigas que se que habéis pensado en mí y me habéis animado en estos momentos (Ana, Michi, Mary Brown, perdón si me olvido de alguien!!!),

y a todos vosotros por vuestros comentarios en el blog!!!

THIS OSCAR IS FOR YOU TOO!!!!!!!!!!!!!!!  XDDDDDD

ZAPATERO, ESTA NOCHE PUEDES DORMIR TRANQUILO, HAY UNA PARADA MENOS EN ESPAÑA!!!!!

Pues sí, señores, última jornada en el país galo. A eso de las tres terminará mi último día de clase, volveré a casa, limpiaré a toda leche, ultimaré detalles de maletas y demás, y recibiré  a Veronique y Farina, que se han ofrecido a pasar conmigo las últimas horas de estancia…

Casi a la medianoche, cogeré el autobús destino a Barcelona. Y no iré sola. No. Recordad. El americano vendrá conmigo. El, y tres amig@s más, y a dios pongo por testigo que como uno de ellos sea aquel francés tan imbécil (se han hecho inseparables) que le presenté una vez, y tenga que hacer el viaje  aguantándole, es muy probable que la police me baje del autobús antes de llegar  a Perpignan, por homicidio.

Menos mal que mis amigas me van a acompañar hasta el mismisimo autobús, luego allí me colgaré los auriculares con la música, me abalanzaré como un aguililla a coger dos asientos para mí, y confío en tardar 0.2 en quedarme dormida, porque a dios pongo por testigo que no estoy dispuesta a aguantar imbecilidades.

Ay, qué melodramática y exagerada soy, por dios.

¡Ale, me voy a despedir a mis alumnos y a mis collegues! ¡Buen día!

¡¡última hora!!! El último día ha ido genial!! Mis alumnos son geniales, les quiero… Qué penita dejarles… Me han regalado todos cartas y tarjetas firmadas, me han dado una rosa, me han venido todos a dar la mano y darme un beso, pero qué lindos!!!! Y mi amiga profe, la doble de Candela Peña, me ha regalado la Peli Paris, de Cedric Kaplisch o como se escriba, y un disco de un tal Tété que estoy escuchando ahora mientras hago la maleta y está genial!!

¡¡¡¡¡YA TENGO MI MASCARILLA Y MI DESINFECTANTE PARA VIAJAR!!! jijiji… Paranoicas al poder…

Ayer fui al cine a ver Genova, de Michael Winterbottom, titulada en francés un été italienne. La historia de un padre que, tras la muerte en accidente de su mujer, con sus dos hijas delante, que sobreviven al subsodicho accidente, decide cambiar de aires de manera radical, y tirar para delante. La hija pequeña, que se despierta por las noches, entre gritos de angustia y lágrimas, llamando a su mamá. La hija mayor, en plena edad del PAVO, pero MUY PAVO, que decide disfrutar por todo lo alto de su verano italiano…

Y de fondo, una Génova, bellísima, que entran ganas de conocer aunque sepas que el ojo de un director bien puede hacer embellecer hasta la ciudad más horrenda.

Muy recomendable por todo: las actuaciones, la música tan bien elegida, que a veces incluso parece estar viendo un videoclip (esas imágenes de las vespas avanzando por las calles caóticas de la ciudad…), la manera de filmar, con esa inestabilidad de la cámara que en mi humilde opinión aporta realismo, aunque algunos de los que vinieron conmigo consideraron que estaba mal rodada (lo que hay que aguantar!!)

Por cierto, tuve suerte. La película no la elegí yo. Dejé a la palmera que tomara la decisión. Ella leyó, país de realización: Gran Bretaña, y protagonista: Colin Firth, y concluyó lo sieguiente: una comedia romántica inglesa!!! ¡¡¡VAMOS!!! Dijo. Yo, leí entre líneas: Dirige Michael Winterbottom y pensé: ¡¡¡CLARO, que vamos!! Obviamente, no intenté convencerla de que no se trataría de la enésima historia de amor entre Julia Roberts, Hugh Grant, etc, en Notting Hill, jijij… Que si la contaba que la pelicula estaba rodada con cámara en hombro, no iba a querer ir a verla!! Cachis…

En general, hubo opiniones para todos los gustos: EL marroquí y la palmera detestaron la película. Melanie la toulousana, y mis compañeros de clase de francés, Juan y Valeria, y yo, salimos encantados.

Por cierto, ahí os dejo el trailer.

… pasó.

Pasó por fin. Mi pesadilla hecha realidad.

El sábado. Tenía tres invitados a dormir en casa.

Salimos a cenar. Preparé mi bolso corriendo. Cogí dinero, unos kleenex, vámonos rápido.

Todos están ya fuera. Voy a cerrar la puerta y mi cuerpo va más deprisa que mi cerebro. Cuando mi cerebro gritó: NO TIENES LAS LLAVES!!!!!! Ya era tarde. La puerta estaba cerrada. Y mis llaves dentro.

Empecé a llamar sin parar al impresentable que gestiona la residencia.

Pero a mí nada me quita el hambre. Así que diez minutos más tarde de la tragedia, miré a mis invitados,Mary Brown, Marta y Fred, y les dije:

-¿Nos vamos a cenar?

Y nos fuimos

Y cenamos unos crêpes donde siempre.

Y el de mi residencia seguía sin coger el teléfono. En teoría se le puede llamar en caso de emergencia, le pagas 50 euros por venir, y voilá. Bueno, pues qué putada, pago y ya está, ¿no? No. Porque no respondió nunca a ninguna de mis llamadas. Y eso que le dejé mensajes en el contestador explicándole lo que pasaba.

Así que…

Terminamos durmiendo los cuatro en una habitación familiar del hotel ETAP de Avignon. Después de pasar, eso sí, por el Delirium, que no podíamos perdernos el concierto del fin de semana, jaja…

p2220043

Y el hijo puta de la residencia sin dar señales de vida.

En el hotel EtAP compartimos compresas y mantas con manchas de “yogur” (dioooooossssssssssssss noooo).

p2220046

Al día siguiente, mientras yo seguía colgada del móvil dejando mensajes amenazantes en el contestador del gerente de la residencia (voy a volar la puerta con dinamita, a la de 1, a  la de 2, a la de 3…), fuimos a desayunar, y paseamos por Avignon sufriendo uno de los peores días de mistral que he vivido hasta ahora. Nos sacamos fotos.

p2220086

p2220064

Y a eso de la 13, volvimos a la residencia. A pensar cómo entrar en mi casa.

Llamamos a un cerrajero, y Fred, el único francés que había entre nosotros, habló con él. Conclusión de la conversación con el cerrajero: No es la primera vez que pasa esto en la residencia. El gerente siempre está desaparecido, es como un fantasma, no aparece hasta el domingo por la noche, y al parecer las puertas no se pueden abrir tan fácilmente porque usan tarjetas magnéticas y el gerente tiene que estar delante. Pero claro, si el gerente está delante, ya no necesito un cerrajero, porque entonces el gerente me haría una copia de la tarjeta en su oficina. ¿¿Me se entiende???

Houston, tenemos un problema.

Cómo conseguimos entrar en mi apartamento es la prueba de que algo falla con la seguridad en mi residencia. Fred colocó un contenedor de la basura  bajo mi ventana (vivo en un primer piso muy bajo) y el americano se subió encima, para luego aúpar a Fred hasta el alféizar de mi ventana.

Lo que pasó entonces es digno de haber sido grabado, y no lo hicimos,( pero ahí queda la prueba de la victoria en forma de documento gráfico… ), porque una vez ante mi ventana, Fred dio una patada que ni Kung Fu, y la ventana se ABRIÓ DEL GOLPE!!!!

p2220126

Entonces todo fue alegría y alborozo, carreras por el pasillo y la furia española gritando VIVAAAAAAAAAAAAAAA VIVAAAAAAA y aplaudiendo,.. Al parecer nos oyó toda la residencia, pero como vivo en la residencia de los Zombies que no saludan, nadie se asomó a la ventana… No puedo con los muertos vivientes…!!!

Después del fiestón de apertura del apartamento, nos fuimos a celebrarlo a villeneuve les avignon.

Si no llega a ser por Fred…

Chicas, gracias por venir, ha sido un finde genial!!!!!  Lo siento por mi despiste, pero ¿y lo que nos hemos reído?????